Es posible ser solidarias, miremos los datos

Carmen Borja Segade. ISI Argonauta

El Estado del Bienestar se fundamenta en gran medida en la solidaridad del conjunto de la  ciudadanía, que es corresponsable con el ejercicio de los derechos humanos, y que con sus impuestos, directos e indirectos, aporta al conjunto del Estado los fondos necesarios para cubrir las gestión y recursos que se necesitan para su sostén. Sin la solidaridad del conjunto de las personas, un Estado basado en el bien común no es viable para las personas que menos recursos tienen, que deben soportar una mayor carga fiscal. Esto hace que, en momentos de crisis económica y social, como la que vivimos desde 2007, muchos ciudadanos y ciudadanas se planten si pueden seguir siendo solidarios con sus impuestos. Seguir leyendo

Escultura Solidaridad de Ruben Iglesias con licencia CC BY 2.0

Los eslabones de la solidaridad

María Teresa de Febrer

Hace poco más de un año, Joaquín Estefanía afirmaba en las páginas de El País: “Se han roto muchos eslabones de la solidaridad”. Afirmación que, un año después, parece todavía más evidente, cuando se deberían reforzar más y más todos y cada uno de los eslabones de la necesaria cadena de la solidaridad. En una sociedad tan castigada por las desigualdades, la falta de solidaridad nos lleva a más desigualdad y a mayor riesgo de vulnerabilidad. Seguir leyendo

Solo una humanidad solidaria será sostenible

José María Medina Rey.- Las diferentes generaciones de derechos humanos han buscado crear los cimientos de una sociedad más justa y más equitativa, es decir, más sostenible. Comenzando por la limitación de las intromisiones del poder político en determinados ámbitos de la vida individual de las personas (derechos civiles), pasando por el reconocimiento de la posibilidad de participar activamente en la construcción de lo público (derechos políticos) hasta la garantía de unas condiciones materiales mínimas que permitan una vida digna (derechos económicos, sociales y culturales), los derechos humanos han sido y siguen siendo un elemento clave de la sostenibilidad social de los Estados democráticos. Seguir leyendo

El modelo de desarrollo basado en los derechos humanos

Para comprender los distintos modelos de desarrollo debemos partir del significado del propio concepto de desarrollo y de su objetivo final. Desarrollo es progresar, avanzar. Lo que tenemos que definir es qué queremos que progrese y hacia dónde queremos avanzar. Por tanto, los modelos de desarrollo serán los esquemas teóricos que nos marcan el ideal hacia el que queremos avanzar en la meta del proceso. Para alcanzar el modelo de desarrollo es necesario definir unas estrategias que son las políticas que me permiten avanzar hacia la meta propuesta. Seguir leyendo

El valor añadido de los derechos humanos

Aida Guillén Lanzarote.- El valor añadido de los derechos humanos: Las aportaciones del EBDH a las políticas de cooperación al desarrollo. La cooperación al desarrollo, como casi todo el sistema y modelo actual, está en crisis. Esta crisis no es únicamente debida a los recortes en los presupuestos de las políticas de cooperación, recortes, por otro lado, que alcanzan hasta el 80%, sino que tiene raíces más profundas. El abandono por parte de los Estados de las políticas de solidaridad responde a una voluntad política clara de priorización de otros objetivos e intereses. Seguir leyendo