Felicidad. Fotografía de José Ramirez con licencia CC BY 2.0

Justicia y felicidad

Resumen del artículo “La manida palabra ética” de la filósofa Adela Cortina.

Así como las personas y las instituciones tienen que ser justas, las personas tienen que ser felices. Afirmaba John Rawls en Teoría de la Justicia que la justicia es una obligación de las instituciones y de las sociedades, de la misma manera que la verdad es una obligación de los sistemas científicos. Una institución que no pretenda ser justa es ilegítima, una sociedad que no pretenda ser justa es una sociedad inhumana. Seguir leyendo

Anuncios

Migrar no es delito

Migrar no es delito. Delito son muchas de las causas que provocan la migración. Delito es saquear los países del Sur, expoliarles sus riquezas, allanar el camino a las multinacionales para que acaben con sus recursos y luego cerrar nuestras fronteras. Delito es construir muros y mirar para otro lado como si el motivo por el que miles de personas huyen de sus países no tuviera nada que ver con nuestro sistema capitalista y patriarcal. Delito es bombardear Siria y establecer cupos de personas que pueden venir a Europa huyendo de la guerra. Seguir leyendo

Ilustración de Diego Marmolejo para la web de Agintzari Socd Coop_CC BY SA 20

Solidaridad incómoda

Luis Aranguren Gonzalo

A pesar de conciertos, manifiestos, espectáculos y subastas solidarias en cualquier momento del año, la solidaridad emerge como un valor contracultural que pone en cuestión tanto a las políticas que aumentan la desigualdad como a nuestros estilos de vida cotidianos, tan desmesuradamente consumistas. Por eso, aunque incómoda, la solidaridad es una propuesta de humanización. Seguir leyendo

Es posible ser solidarias, miremos los datos

Carmen Borja Segade. ISI Argonauta

El Estado del Bienestar se fundamenta en gran medida en la solidaridad del conjunto de la  ciudadanía, que es corresponsable con el ejercicio de los derechos humanos, y que con sus impuestos, directos e indirectos, aporta al conjunto del Estado los fondos necesarios para cubrir las gestión y recursos que se necesitan para su sostén. Sin la solidaridad del conjunto de las personas, un Estado basado en el bien común no es viable para las personas que menos recursos tienen, que deben soportar una mayor carga fiscal. Esto hace que, en momentos de crisis económica y social, como la que vivimos desde 2007, muchos ciudadanos y ciudadanas se planten si pueden seguir siendo solidarios con sus impuestos. Seguir leyendo

Escultura Solidaridad de Ruben Iglesias con licencia CC BY 2.0

Los eslabones de la solidaridad

María Teresa de Febrer

Hace poco más de un año, Joaquín Estefanía afirmaba en las páginas de El País: “Se han roto muchos eslabones de la solidaridad”. Afirmación que, un año después, parece todavía más evidente, cuando se deberían reforzar más y más todos y cada uno de los eslabones de la necesaria cadena de la solidaridad. En una sociedad tan castigada por las desigualdades, la falta de solidaridad nos lleva a más desigualdad y a mayor riesgo de vulnerabilidad. Seguir leyendo